Poema “Die Weihnachtsmaus” (James Krüss)

Traducción:

El ratón de Navidad es raro, incluso para los sabios. Sólo una vez al año se ven sus vestigios.
No es posible entramparla ni con trampas ni con veneno. Nunca se ha dejado atrapar.
Durante todo el año este ratón no molestia a los humanos. Pero en Navidad sale de su agujero.
Por ejemplo faltaron de repente en la primera mañana de Navidad las mejores galletas que la madre había escondido.
Y todos dijeron en redondo: ¡No he sido yo! Seguramente ha sido el ratón de Navidad que vino por la noche.
Otro día desapareció la masapana de Peter, caso rarísimo porque nadie lo encontró posteriormente.
Y Christian dijo en redondo: ¡No he sido yo! Seguramente ha sido el ratón de Navidad que vino por la noche.
Otro día desaparecieron del árbol – en el cual estaban las bolas – un Papá Noel de merengue y otras chucherías.
Y Nelly dijo en redondo: ¡No he sido yo! Seguramente ha sido el ratón de Navidad que vino por la noche.
Y Ernst y Hans y papá se exclamaron: ¡qué molestia! El ratón travieso está de vuelta, y eso en los días de fiesta!
Sólo la madre no se lamentó y dijo en redondo: Cuando hayan desaparecido las chucherías, también desaparecerá el ratón!
Y de verdad el ratón ya no vino en cuanto el árbol fuera vacío, en cuanto la última galleta fuera comida.
Si alguien afirma que en su casa – con Fränzchen o con Lieschen – no hubiera ratón de Navidad, me surgen dudas!
Pero no digo nada que os pueda ofender. ¡Os parecería bien! Que cada uno tenga su propia opinión sobre el ratón de Navidad.

¡Desde CISNE Hannover os deseamos a todos Feliz Navidad!