El pasado jueves 3 de mayo, mi compañero Manuel Ojea (Iván Álvarez) y yo tuvimos la oportunidad de entrevistarnos con el Sr. Pedro Villena Pérez, el nuevo cónsul general de España en Hamburg. Quedamos con él en el Café Konrad aprovechado su paso por la ciudad, la cual ha utilizado para entrevistarse con otros actores sociales de la comunidad española y representantes institucionales alemanes.

Durante el encuentro pudimos al fin saludarnos personalmente, presentar la asociación CISNE Hannover e.V. y escuchar sus objetivos para el mandato de cuatro años que tiene por delante. Sabemos que no será tarea fácil.  En los últimos años el Gobierno de España apenas está invirtiendo en presupuestos para contratar personal con el que reponer el antiguo funcionariado que poco a poco se va jubilando.

Teníamos preparados varias preguntas, entre ellas la que muchos participantes nos hicieron llegar a través de las redes sociales. (¡Gracias de nuevo!)

A modo de resumen y sin que este texto conforme algún tipo de acta o informe oficial de la reunión, aquí presentamos algunas ideas de los temas tratados.

  1. Sobre el Consulado general en Hamburg:

Le comentamos, antes de nada, que la población española en Hannover sigue descontenta por el cierre en 2011 del consulado que existía en Hannover y las subsiguientes consecuencias que aparecieron (desplazamientos a Hamburg, aglomeraciones, problemas de flexibilidad, etc.)

En cuanto a la actual situación del Consulado de Hamburg, expresamos el malestar por la insuficiencia de algunos servicios, entre ellos:

  1. a) Llamadas no atendidas o esperas telefónicas
  2. b) Retrasos en la tramitación de la documentación
  3. c) Deficiencias y dificultades en el uso de la website como nueva herramienta para concertar citas
  4. d) Tramitaciones para poder obtener el DNI o el Carné de conducir

Diligentemente el Sr. Cónsul reconoce algunas insuficiencias en el servicio debida a la falta de personal administrativo. Recuerda que al cerrarse el Consulado de Hannover y el de Bremen, el Consulado de Hamburg tuvo que asumir sus funciones y agregar así a la población española que les correspondía por circunscripción, lo que supuso un incremento importante del trabajo interno.

Nos comentan empero que actualmente están trabajando para mejorar el servicio a través de una mejor distribución del personal adminsitrativo. Reconoce que algunos trámites asociados al Registro civil (actas de matrimonio, partidas de nacimiento, etc) sufren algo de demora pero, por lo general, otros tipos de documentación se realiza en los plazos establecidos. Además se espera agilizar trámites y evitar aglomeraciones a través de uso de la website del consulado, actualmente la única vía pertinente para poder concertar citas en el Consulado.

Sobre este asunto replicamos que la nueva website resulta un poco laberíntica y que algunas secciones funcionan lentamente o no cargan bien. Además creemos que las personas mayores pueden tener dificultades al no estar tan familiarizados con este tipo de tecnología. El Sr. Cónsul reconoce las carencias que tiene el portal y añade que aún se están haciendo mejoras para hacerla más rápida y accesible. Espera que en los próximos meses veamos una mejora ostensible.

En relación a la tramitación del DNI comentamos la gran frustración que supone no poder realizarlo desde el extranjero y nuestra desagrado al no comprender qué razones lo impiden. El Sr. Cónsul admite desconocer también las razones por las que hasta ahora no ha sido posible realizar ese trámite a través del Consulado. Piensa averiguarlo y actuar prontamente al respecto.

En cualquier caso ánima a que los ciudadanos españoles ejerzan su derecho a presentar reclamaciones y evidenciar las insuficiencias. De eso modo es posible constatar administrativamente las carencias existentes y encontrar vías para solicitar mayores presupuestos con los que corregirlas.

2. Sobre la ley electoral y el voto “rogado”

Otro de los grandes temas que crean un gran descontento entre la ciudadanía españoles residente en el extranjero son las leyes electorales que les obliga a “rogar” su voto (reforma pactada en enero de 2011 por el PP y el PSOE, con apoyo externo de CiU). A esto le sumamos las inmensas dificultades burocráticas y administrativas que se deben realizar para poder lograr el voto efectivo.

El Sr. Cónsul coincide en el análisis pero lamenta no poder hacer nada al respecto. Dichas leyes pertenecen al ámbito parlamentario, es decir al Gobierno y el acuerdo entre partidos políticos. Él solo puede hacer valer la ley y garantizar que las vías administrativas funcionen correctamente, las cuales regulan minuciosamente y con poco margen de maniobra los trámites necesarios para votar.

3. Peticiones

Además de insistir en la necesidad de encontrar vías para poder tramitar el DNI y mejorar los servicios consulares, le comentamos una grave preocupación: el cierre de la oficina laboral el 30 de junio.

Con ella se cierra de manera presencial la última oficina de la administración española en Hannover. Denunciamos que a pesar del aumento de la población española en los últimos años en la región de Hannover y sus alrededores, el personal administrativo y los servicios públicos han ido desapareciendo. Por ello desde CISNE Hannover e.V. hemos presentado nuestro frontal disconformidad. Además hemos solicitado tanto al Sr. Cónsul como al Sr. Consejero de Empleo y Seguridad Social que, ante la falta de cualquier oficina presencial, al menos quincenalmente se realicen permanencias en Hannover y que se traiga personal de otras oficinas para poder prestar un servicio presencial que evite gastar tiempo y dinero en viajes a Hamburg.

El Sr. Cónsul dio por buenas las peticiones y trabajará en ellas. Añade que ya se ha reunido con los otros cónsules españoles y con la Embajadora en Alemania para buscar una solución al abandono de los consulados. También hace un llamamiento a la ciudadanía española en Alemania y a las asociaciones para que presenten sus reclamaciones con el fin de que exista en el registro constancia del descontento ciudadanos y las carencias existentes. Esto ayudaría a facilitar la solicitud de partidas de prestaciones con las que mejorar el servicio de las administraciones públicas en Alemania.

Desde CISNE tomamos nota y nos pondremos con ello.

Lamentablemente nuestro tiempo se acaba.

Pedimos la cuenta (que el Sr. Cónsul insiste en pagar), nos damos un sincero apretón de manos y nos despedimos cordialmente sabiendo las dos partes que queda mucho trabajo por hacer.